Santísimo Cristo de la Resurrección

(Agrupación filial de la Agrupación Titular, N. P. Jesús Resucitado)

Fundada en el año 1998, siendo presidente Andrés Mendoza Pérez, realizó su primera salida como tal agrupación en 1999. Aunque es mixto, actualmente está completamente formado por mujeres.

Surgió para cubrir dos necesidades dentro de la Agrupación: por un lado, el desfile de las chicas que ya no podían salir por edad y estatura en el tercio del Santo Ángel de la Cruz Triunfante; y por otro lado no dejar sin sacar en procesión el grupo escultórico de Federico Collaut Valera, que salía como titular y en 1999 fue sustituido en procesión por la imagen de Juan González Moreno para salir con el tercio titular.

Sudario: En terciopelo azul con bordados en oro, según dibujo de José Martínez Escolar realizado en 1998 por Maribel Pan Guillen, lleva en el centro bordado igualmente en oro sobre raso blanco el emblema de la Agrupación.

Tercio: Abren la marcha ocho trompetas heraldo, les sigue el sudario, ya descrito, portado por tres hermanos, y cuarenta penitentes que portan hachote, completan el tercio cuatro hermanos vara. Su vestuario está compuesto por túnica raso azul, con botones blancos, fajín blanco, capuz de raso azul, capa en raso blanco, guantes y calcetines blancos y zapatillas negras con hebilla con lazo blanco.

Trono: Desde 1949 y hasta el año 1998, fue el trono titular de la Cofradía, siendo sustituido en 1999 por el trono ya descrito del titular. Debido a las dificultades motivadas por su tamaño, se montó sobre chasis en 1972. Peana alta con cuatro cartelas en talla de madera en oro, sobre dibujo de Miguel Fernández Rochera, realizado por Hermanos Lorente de Nonduermas en 1973.

Peana baja, diseñada y ejecutada en talla de madera en oro, por los artesanos Juan Lorente Sánchez y Manuel Ángel Lorente Montoya en 1993. En la misma lleva pinturas alegóricas de apariciones, realizadas al óleo sobre tabla por Ángel Joaquín García-Bravo.

Imágenes: Talla en madera policromada de Federico Collaut Valera, se compone de imagen del Santísimo Cristo creando un efecto de levitación ante el sepulcro, cuya piedra de cierre sostiene un ángel, y dos soldados romanos que tratan de huir despavoridos. Nos encontramos con un hermoso grupo, donde el movimiento individual crea una tensión colectiva notable, destacando las proporciones anatómicas, el movimiento, la expresividad de rostros y las policromías. Su coste en 1950 fue de 70.000 pesetas.

En el año 2001, este grupo escultórico fue totalmente restaurado por Macarena Poblaciones Magro.

Carrito de compra
Scroll al inicio